Vox envía insultos personales al jefe de Ciudadanos a través de Twitter

Las tensiones en torno a las negociaciones en curso en las regiones de Madrid y Murcia para elegir un nuevo primer ministro, y la presión sobre el partido de extrema derecha Vox para apoyar a los candidatos elegidos por el conservador Partido Popular (PP), estallaron el miércoles en los medios de comunicación social, con un tweet que incluso contenía insultos personales dirigidos al líder del partido de centro-derecha Ciudadanos (Citizens).

La controversia se desencadenó por un mensaje publicado en Twitter desde la cuenta oficial de Vox, un grupo ultranacionalista que obtuvo un apoyo considerable en las recientes elecciones nacionales, regionales y municipales. «La altura de los nervios», decía el post, que apuntaba a la fiesta de los Ciudadanos. «Dile a ese jefe tuyo, asustado y descarado, que se olvide de un cordón sanitario, que deje de besar el trasero de Macron y que te deje sentarte en una mesa y llegar a acuerdos con gente normal. Y si no, ve y haz un trato con el PSOE[Partido Socialista], que es lo que quieres de todos modos».

«La altura del nervio. Dile a tu asustado y desvergonzado jefe que se olvide de un cordón sanitario, que deje de besar el culo de Macron y que te deje sentarte en una mesa y llegar a acuerdos con gente normal. Y si no, ve y haz un trato con el PSOE[Partido Socialista], que es lo que quieres de todos modos».

El mensaje se refería a la falta de voluntad de Ciudadanos para dialogar directamente con Vox, a pesar de que tanto él como el PP necesitan los votos del grupo de extrema derecha para formar un gobierno en regiones como Madrid y Murcia, impidiendo así que la izquierda tome el poder. Vox ya ha prestado su apoyo al PP y a Ciudadanos de Andalucía para formar un gobierno, y al Ayuntamiento de Madrid. Pero las conversaciones no van a ninguna parte tanto en Madrid como en Murcia, con el reloj en marcha hasta el momento en que habrá que convocar nuevas elecciones.

El polémico tweet fue enviado en respuesta al secretario de la organización de Ciudadanos, Fran Hervías, quien había criticado a Vox por empezar a «paralizar las instituciones alineándose con Podemos y el PSOE», en alusión a su voto en contra del candidato del PP a la presidencia regional de Murcia, Fernando López Miras, y su negativa a apoyar a Isabel Díaz Ayuso por el mismo papel en Madrid. «Pedro Sánchez y Pablo Iglesias deben estar encantados con sus nuevos socios», añadió el mensaje, en referencia a los líderes del PSOE y Podemos, respectivamente.

Poco después de que el mensaje fuera enviado, Ciudadano envió una respuesta alegre. «Vaya, con clase. Felicidades, ahora eres un éxito de verano», leía el post de Twitter, acompañado de un video musical de un grupo llamado Locomía, cantando su canción Loco vox (o, «crazy vox»).

El PP decidió intervenir, publicando un tweet que luego borró, leyendo: «¿Qué tal si dejamos de insultarnos y trabajamos para que los socialistas no lleguen al poder en Madrid? ¿No sería eso lo que los madrileños quieren?»

Vox no respondió a las llamadas de EL PAÍS para saber si el partido se distanciaría de los insultos contra Rivera. Sin embargo, a altas horas de la noche de ayer, la cuenta oficial de Twitter del grupo envió otro mensaje diciendo que «no es fácil mantenerse callado dado el desprecio de Ciudadanos hacia nuestros votantes y las mentiras que vende a los suyos», agregando: «Nuestro gerente de la comunidad de verano, si bien tiene razón, debe cuidar su lenguaje.» El mensaje puede haber sonado como una disculpa, pero en realidad estaba lejos de serlo, concluyendo con una amenaza. «No podemos garantizar que si Ciudadanos insiste en entregar los gobiernos al PSOE, esto no volverá a suceder».

La negativa de Ciudadanos a sentarse a conversar con Vox y a firmar un pacto con el grupo de extrema derecha es el mayor obstáculo para la formación de gobiernos formados por los tres partidos de derecha. Parece que estos insultos no están ayudando a crear un clima que fomente la comprensión.

Añadir comentario