Los mosquitos tigre de la Comunidad Valenciana: expertos culpan al cambio climático y a la autopista AP-7

Los mosquitos tigres han colonizado dos tercios de la Comunidad Valenciana, ya que los expertos culpan al cambio climático y al transporte de la propagación.

Entre marzo de 2018 y mayo de 2019, los insectos del sudeste asiático se expandieron a 30 municipios más para reclamar 335 del total de 542 de Valencia.

El mosquito tigre, Aedes albopictus, necesita temperaturas superiores a 14 grados para sobrevivir, y se establece entre junio y octubre en España.

«Todavía estamos en un periodo de expansión, y esperamos una presencia en las regiones de Alicante cercanas a la costa», dijo a Las Provincias Ricardo Jiménez, catedrático de Control de Plagas de la Universidad de Valencia.

Jiménez agregó que la culpa es del cambio climático, pero también de los viajes y el transporte.

La autopista AP-7 en particular ha sido nombrada como un vector en la propagación del mosquito.

Los expertos dijeron a Las Provincias que las larvas podrían haber sido transportadas en «neumáticos de repuesto húmedos» o «macetas» por toda la Comunidad Valenciana.

svg%3E

El mosquito tigre es responsable de la transmisión de las enfermedades virales dengue, chikungunya y zika.

Apenas el mes pasado se creía que tres turistas islandeses habían contraído chikungunya mientras estaban en Alicante – pero afortunadamente el diagnóstico fue falso.

En el último año, sin embargo, la Comunidad Valenciana ha visto un caso de zika y 12 casos de dengue.

Los virus se propagan después de que un mosquito tigre pica a una persona que ya está infectada y que normalmente ha viajado desde una región tropical donde la enfermedad está más extendida.

La Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha destinado 400.000 euros a los municipios para ayudar a detener la propagación del mosquito.

Las medidas de control incluyen la fumigación, particularmente en áreas húmedas como drenajes y alcantarillas.

svg%3E

Jiménez añadió que en el norte de Italia, la liberación de 100.000 mosquitos machos esterilizados por semana había logrado reducir la población en un 70% en un estudio anterior.

Añadir comentario