Un tigre albino, que se cree que es ‘uno de los veinte’ que quedan en el mundo, se encuentra encerrado en Alicante

Un tigre de albino encerrado en una jaula junto a la piscina de una residencia alicantina ha hecho sonar la alarma entre las fuerzas del orden municipales.

El Ayuntamiento de Alicante hizo pública una fotografía del tigre con una declaración en la que decía que la Policía Local, Seprona y el Departamento de Sanidad estaban «comprobando» si el propietario -en la zona de Rebolledo- poseía las licencias adecuadas.

La declaración agregó que los tigres albinos están «extintos» en la naturaleza y que sólo existen «veinte» en todo el mundo.

«Alicante, con este ejemplar excepcional en manos privadas, se ha convertido en parte de los pocos enclaves de Europa que tienen una de estas rarezas salvajes», dice el comunicado.

«Pero el Departamento de Salud asume que estas bestias salvajes deben vivir en sus hábitats naturales, ya que su comercio está provocando su extinción.»

La policía y el Departamento de Salud están investigando si el propietario carece de «documentación, permisos, seguros y otros requisitos relativos a la posesión de una especie peligrosa».

La Ley 42/2007 de España prohíbe la propiedad de una lista de animales considerados invasores o en peligro crítico.

Sin embargo, sólo los animales autóctonos de la Península Ibérica en peligro de extinción – no los animales extranjeros como los tigres – son ilegales para poseer como mascotas.

Los propietarios de mascotas peligrosas, como los perros, están obligados a poseer una licencia y un seguro de «no menos de 120.000 euros», según el Real Decreto 287/2002 de España.

Sin embargo, a falta de precauciones especiales para los tigres, en teoría es más fácil poseer una licencia para un tigre que para un Staffordshire Terrier.

Añadir comentario