empresa exterminadora

Elimina los visitantes nos deseados

El control de plagas es una actividad que debería llevarse a cabo varias veces al año como medida preventiva, en especial, en lugares con climas cálidos y húmedos. Este tipo de plagas pueden ser transmisores de enfermedades y empeorar la calidad de vida de los habitantes de un hogar, pero por suerte, es relativamente fácil evitar llegar a esta situación.

En general, lo recomendable es tomar medidas para prevenir que se instale cualquier tipo de plaga en tu hogar, pero igual puedes llamar a un servicio de control de plagas si llegara a aparecer. La empresa se encargará de enviar a un exterminador si llegas a este punto.

Una empresa como Econtrol de Plagas atiende las llamadas en varios sitios de España como Madrid, Barcelona, Valencia, entre otros. Lo bueno de esta empresa es que no se limita a ofrecer un servicio de exterminación, sino que también muestra información muy útil en su página, acerca del tema.

Estos profesionales verán cuáles son las medidas a poner en práctica, así como también los sistemas de fumigación para el exterminio y prevención ante posteriores invasiones. Ayuda el hecho de que tomes cartas en el asunto por tu propia mano, pero es mejor llamar a una empresa de exterminación antes de que la situación se salga de control.

La importancia del control de plagas

Es un tema que concierne a la salud pública porque no afecta únicamente a una zona, sino que la plaga se esparce con gran rapidez a las zonas aledañas. Es por ello que el control de plagas debe llevarse a cabo apenas se comience a sospechar de alguna invasión.

La proliferación de insectos, roedores y otro tipo de animales puede causar problemas de salud en personas y mascotas por igual. Además, hay un factor de tensión con respecto a estas situaciones que afectan al bienestar psicológico de los involucrados.

Incluso puede llegar a haber pérdidas materiales, según el tipo de plaga que se presente. Esto trae también gastos adicionales a los afectados, que no necesariamente se tenían pensados hacer, y así la economía se ve perjudicada.

Para evitar que llegue una plaga, los especialistas toman medidas fundamentales. Es mucho más sencillo prevenir una plaga que erradicarla, por lo que una buena parte del esfuerzo por parte de estas empresas, se dirige a la prevención.

Hay una gran diversidad de técnicas que se emplean para eliminar las poblaciones exageradamente grandes de animales que se consideran como plaga. Estos protocolos deben ser adoptados, tanto por las administraciones como por los particulares, para que tengan un efecto real.

La tarea de mantener la vegetación en un estado de salud óptimo es una de las medidas. En esta área se poda y tala el exceso de hierba, al igual que se aplican tratamientos herbicidas no contaminantes para alejar a los animales indeseados.

En las áreas urbanas, lo común es implementar químicos muy potentes, pero esto siempre se hace por empresas especializadas para evitar perjuicios hacia las personas. Un ejemplo de esto son los automóviles con insecticidas que pasan varias veces a la semana por las calles de las ciudades grandes.

¿Cómo trabaja una empresa exterminadora?

Antes de ponerse a aplicar químicos a diestro y siniestro, el exterminador determinará cuál es el tipo de plaga que hay y su magnitud. Esto es relativamente fácil, pero es en este momento, en el que es mejor descubrir la ubicación de los nidos para removerlos lo más pronto posible.

Por ejemplo, los chinches de camas son unos insectos bastante pequeños e inofensivos en apariencia. De hecho, no siempre las personas notan a tiempo que hay una ´plaga de estos bichos porque son diminutos y se confunden con ácaros. Para acabar con ellos, lo normal es deshacerse del colchón y fumigar con químicos la habitación completa.

A continuación, el exterminador aplica químicos utilizados solo por especialistas con el equipo adecuado. Según sea el caso, puede que los habitantes de la casa requieran estar fuera un par de días para evitar verse perjudicados por el veneno. Durante hasta una semana es mejor que las mascotas se queden en otro sitio.

Luego, se coloca veneno en polvo o líquido en lugares clave como rincones oscuros en los que podría estar un nido o formarse. De esto se pueden encargar las personas que viven en la casa, y es necesario hacerlo según se indique para exterminar la plaga y evitar que se vuelva resistente. Si hubiera ratas o ratones, igual habría que implementar trampas para atraparlos porque son algo más resistentes que los insectos.

Es importante que este trabajo se haga en toda la zona al mismo tiempo porque la plaga tiende a migrar cuando se ve amenazada. En edificios y urbanizaciones hay que trabajar en conjunto, tanto para hacer fumigaciones rutinarias como para eliminar una plaga ya existente.

Lo que puedes hacer tú para prevenir

Es verdad que los recursos de una persona particular son bastante limitados en comparación a los de una empresa especializada, pero aún así cualquiera puede contribuir para protegerse de una invasión. Esto es perfecto como un complemento que refuerza el trabajo de los exterminadores.

Mantener la casa limpia y ordenada es vital para evitar que los insectos se instalen porque así no van a conseguir una fuente de alimento ni un lugar para asentarse. Dependiendo de la estación del año, hay que tener cuidado con diferentes tipos de plagas. El verano es la temporada de los insectos y el invierno de los roedores.

La comida debe ir en recipientes herméticos, incluso, dentro del refrigerador para no atraer hormigas ni cucarachas, las plagas más comunes. Sin embargo, las bolsas de plástico no detienen a los ratones, por lo que debes guardar todo en recipientes de vidrios si es tu caso.

El agua estancada es el hogar preferido de los mosquitos porque es donde se reproducen. Inclusive una tapa de agua es suficiente para que comiencen a aparecer cientos de ellos. Lo mejor es evitar los estancamientos de agua y tapar todos los recipientes.

Las plagas entran en las casas a través de las tuberías con fugas, grietas y agujeros sin atender. Debes sellar estas entradas y mantener un uso continuo del servicio de gas y agua para que los invasores no entren por las tuberías en desuso.

Los artículos viejos guardados son el escondite preferido de las plagas. Tan solo tienes que tirar lo que no vayas a usar más, y tener un especial cuidado con los artículos para reciclar, como el cartón y el papel. El orden evita que los invasores tengan un lugar seguro para ocultarse y crecer.

Añadir comentario