Economía

El crecimiento de las empresas de la zona euro se aceleró, pero se mantuvo débil en febrero

marzo 5, 2019

El crecimiento de las empresas de la zona euro se aceleró, pero se mantuvo débil en febrero

La actividad empresarial de la zona euro se aceleró más de lo previsto el mes pasado, pero siguió siendo mediocre, ya que un repunte en el crecimiento de los servicios sólo ocultó parcialmente una recesión en la industria manufacturera del bloque, según mostró el martes una encuesta.

Los resultados llegan dos días antes de que los funcionarios del Banco Central Europeo anuncien su última política monetaria.

Después de haber trazado una línea bajo su programa de estímulo de más de 2,6 billones de euros a principios de año, no se espera que cambien de política el jueves, pero pronto relanzarán sus ofertas de préstamos a largo plazo, según sugirió una encuesta de Reuters la semana pasada.

El Índice Compuesto Final de Directores de Compras (PMI) de IHS Markit, considerado una buena medida de la salud económica general, subió a 51,9 en febrero desde el 51,0 de enero.

Esta cifra fue superior a la de una lectura rápida anterior de 51,4, pero se acercó a la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

“Los PMIs fueron ligeramente revisados al alza, así que son un poco buenas noticias, pero todavía están en un nivel consistente con un crecimiento del PIB de alrededor del 0,2 por ciento, por lo que no hay mejoría con respecto a la segunda mitad del año pasado”, dijo Andrew Kenningham de Capital Economics.

La encuesta de Reuters de la semana pasada predijo un crecimiento de la zona euro del 0,3 por ciento este trimestre, más rápido que el 0,2 por ciento a finales de 2018.

Entre las economías más importantes, la actividad del sector servicios de Francia se recuperó en febrero, la de Italia se expandió ligeramente tras la contracción de enero, y la de España se relajó un poco pero menos de lo esperado.

La mayor demanda impulsó la actividad en el sector de servicios de Alemania a un máximo de cinco meses en febrero, una señal más de que esta rama de la economía continuará dando impulso al crecimiento a medida que la industria manufacturera se contrae.

La actividad manufacturera de la zona euro se invirtió por primera vez en más de cinco años el mes pasado, según una encuesta hermana realizada el viernes, pero un PMI que cubría la industria de servicios dominante del bloque rebotó a 52,8 desde el 51,2 de enero.

A pesar de que esa cifra superó la estimación preliminar de 52,3, la lectura de enero coincidió con el mínimo de diciembre de cuatro años y, por lo tanto, provenía de una base baja.

“Existe esta divergencia entre los sectores de servicios y de manufactura que puede sugerir que la demanda interna se está sosteniendo mejor que la demanda externa”, dijo Kenningham.

“Pero si se observa lo que sucedió anteriormente, cualquier divergencia entre los dos tiende a ser efímera, por lo que creo que el sector de los servicios podría no mantenerse tan bien en los próximos meses”.

Un nuevo índice de negocios subió a un todavía débil 51,4 desde el mínimo de enero de 50,1 en más de cuatro años.

Al sugerir que estaban operando con cierta capacidad sobrante, las empresas no acumularon un atraso de trabajo el mes pasado. El subíndice compuesto alcanzó el umbral de rentabilidad de 50 puntos, lo que supone una mejora con respecto al 48,3 de enero.


Escrito por:



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *