Los estudiantes de Valencia protestan por un examen de ingreso a la universidad «muy duro»

Los estudiantes organizaron una protesta en Valencia después de rendir su examen de ingreso a la universidad y enfrentarse a preguntas matemáticas «imposibles».

Esta semana, los jóvenes de toda España han asistido a lo que antes se llamaba Selectividad, un trabajo independiente que resume el contenido del programa de estudios de bachillerato y cuyas notas determinan si van a entrar en la universidad, así como el nivel de la beca a la que van a optar.

Mientras que el Bachillerato es fijado y marcado por su escuela o colegio, la Selectividad es calificada independientemente y es la misma en cada región – aunque no en todo el país.

Según los estudiantes de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón, que componen la región costera oriental, las cuestiones matemáticas eran «casi imposibles» y, según una petición de Change.org que ya ha conseguido más de 40.000 firmas, el papel era «el más difícil de la historia».

El portavoz de los estudiantes que protestaban, Carlos Naranjo, dice que fue vergonzoso que el examen tuviera un nivel de dificultad que estaba `completamente fuera de lugar’.

Las pancartas de la manifestación clamaban en contra de un sistema educativo que, según ellos, «destruía sus sueños».

Los padres también se unieron a la protesta – uno de ellos, un padre cuya hija había obtenido las mejores notas en su bachillerato y quería estudiar medicina, dijo que le preocupaba que si sus notas en Selectividad eran demasiado bajas para calificar para una beca o incluso para entrar en la Universidad de Valencia, la familia tendría que gastar una fortuna en un colegio privado o inclusola enviaría al extranjero’.

La directora general del gobierno regional para las universidades, Josefina Bueno, hizo un llamamiento a los estudiantes para que se muestren «tranquilos y prudentes» y «no pierdan la calma», porque «todavía no se ha corregido ninguno de los trabajos».

«Una cosa es el mundo de los’gustos’ y otra es donde sucede la vida real, pero estamos en un momento en el que todo se vuelve viral», se lamentó la Sra. Bueno.

Dijo que alrededor de 20.000 candidatos tomaron el examen de ingreso a la universidad donde todo funcionó de acuerdo al plan, mientras que 9.000 de ellos tomaron el examen de matemáticasy sin embargo la petición tiene más de 40.000 firmas’.

También el año pasado, una estudiante inició una petición en Change.org sobre la dificultad de parte del examen, dijo, pero esa misma estudiante terminó obteniendo el 100% para el trabajo.

Dicho esto, «cualquier persona tiene derecho a presentar una queja formal», y la autoridad educativa regional ha estado recibiendo estas quejas para todas las áreas temáticas, aunque sólo de unos 15 estudiantes hasta ahora.

Estas quejas están siendo «examinadas», al igual que las razones, ya que «los problemas pueden deberse a la falta de asistencia a clase por razones médicas en algunos casos».

Insistió en que el examen de matemáticas era «de acuerdo con el programa de estudios» con «sin irregularidades», pero que se estudiarían todas las apelaciones «para ver si se habían cometido errores».

«La información será analizada y se emitirá una decisión final, pero este es un proceso que requiere un poco de tiempo, así que sería imprudente de nuestra parte emitir un juicio en esta etapa», insiste la Sra. Bueno.

Hasta ahora, añade, ningún estudiante o padre ha pedido una reunión con la autoridad educativa regional, que está «centrada en este momento en hacer que la educación universitaria sea accesible» a través de «tasas de matrícula más bajas, aumentos en la asistencia financiera y la creación de un ejemplo a nivel estatal, como las becas en formato salarial».

Añadir comentario