Namasté

¿Qué significa Namasté?

Las palabras son nuestra fuente de magia. Y, “Namasté” es una de esas que tiene un gran peso espiritual. Pese a ser originaria de Asia, esta se ha difundido alrededor del mundo, y en la actualidad, es una forma de hacer de conexión y trascender, de ir más allá, ser uno con el mundo.

Sin embargo, es posible que no conozcas qué significa. Y de ser así, no te preocupes, ya que muchas personas la utilizan, pero no conocen su origen, ni su significado. Por este motivo, te contaremos un poco más sobre esta palabra que esconde un trasfondo espiritual, cargado de magia, armonía y paz.

¿Cuál es el significado de la palabra Namasté?

Como sucede con muchas palabras extranjeras o de lenguas antiguas, la traducción de Namasté resulta un poco confusa, ya que no existe un único significa. 

Tomando como ejemplo a los hindúes, de donde es originaria esta palabra, estos la utilizan para expresar agradecimiento, para saludar, pedir permiso y como una muestra de respeto.

Mientras que, etimológicamente sería “Nam” y “Te”, que significa algo parecido a “Yo te saludo”. Por lo que no dista mucho del uso que le dan los hindúes, y nos puede dar una idea de su significado.

Siguiendo con este punto, Namas significa Saludo, o reverencia, que proviene de Nam. Mientras que Té, es utilizado como un pronombre para hacerse referencia a ti.

De este modo, podría llegarse a la conclusión de que, Namasté, es una forma de saludarse. Aunque en ciertas partes de Asia, existe una variación de esta palabra, la cual es utilizada con personas mayores para indicar respeto, y es Namaskar.

Otros significados de la palabra Namasté

Entre las distintas interpretaciones que le otorgan las personas a esta palabra, existe una que es muy mística y trascendental. Para algunos, Namas significa “Ausencia del mío, o nada es mío”, por lo que representa o expresa una liberación de sentimientos y pensamientos egoístas, manifestando la bondad, compañerismo, permitiendo así, poder establecer una conexión “pura o sincera” entre las personas que se saludan.

También, las personas hacen énfasis en que al pronunciar esta palabra debe hacerse desde lo más profundo del corazón. Ya que, cuando se dice, se acompaña de un gesto con las manos, como si fuera una pose de rezo, las cuales se acercan a la posición del chakra del corazón.

Además, se debe mencionar que, esa posición “de rezo”, para los budistas es una forma de establecer una conexión con el universo, con la naturaleza, ya que permite entrar en un estado de relajación, en el cual fluye nuestra energía, volviéndose una con el mundo, en una perfecta armonía.

namasté

Y, por último, una de las interpretaciones más bonitas y místicas, establece que hay una creencia muy antigua de que, en cada uno de nosotros, prevalece una chispa, o luz divina. Y cuando decimos “Namasté”, acompañándolo del gesto de rezo, es como si aceptamos y reconocemos la misma luz divina que yace en nosotros, en la otra persona. Por lo que, sería una forma de decir “La luz celestial divina que reside en mí, acepta y reconoce la que brilla en ti”. Es algo mágico y que todas las personas deberían hacer.

Con todo esto dicho, y por más que varíen las interpretaciones, todas coinciden en que, Namasté, es una forma de reconocer a los demás, como seres iguales a nosotros, y que todos formamos parte del universo, que fluimos con él, con la vida. Que existe una conexión espiritual, que trasciende lo físico, que todos somos uno, y que uno somos todos. Sin duda alguna, la cultura hindú está llena de casos como este, donde se manifiesta el deseo antiguo o la creencia de que todos formamos parte de todo, que no hay exclusión, un anhelo que busca la empatía, la felicidad de todos y el desprendimiento de lo material.

Namasté en el Yoga

Si has tenido la oportunidad de asistir a clases de Yoga, es posible que te hayas dado cuenta que los instructores dicen esta palabra una vez terminó la clase, pero no lo hacen solo como una despedida, pues esto tiene su explicación.

Cuando termina la clase de Yoga, hemos ejercitado nuestro cuerpo, en busca de serenidad y calma para nuestro espíritu. Es decir, en este punto, hemos alcanzado la perfecta armonía y sincronización, por lo que es oportuno utilizar la palabra Namasté en este momento, ya que nuestra energía se encuentra perfectamente conectada o enlazada con el universo, y esta frase tan espiritual, es una forma de aumentar dicha sincronía.

Es importante que todos conozcan el significado de esta palabra, ya que, son muchos quienes la dicen creyendo que es solo una forma de saludar, cuando en realidad, es algo que va más allá de una formalidad, pues es parte de un proceso de sincronización espiritual con el mundo.

Añadir comentario