junio 13, 2024
Fibra óptica para la detección terremotos

Claves Tecnológicas para predecir y minimizar los daños de los terremotos

Los terremotos son movimientos bruscos o fuertes de la Tierra, causado por liberación de energía concentrada durante mucho tiempo, los terremotos con intensidad superior a 6 puntos en la escala de Richter son de los desastres naturales que más daño ocasionan.

Las consecuencias más terribles de este tipo de sucesos se dan por el colapso total de las diferentes infraestructuras del lugar afectado y de la dificultad de identificar la ubicación de un posible movimiento sísmico, lo que impide avisar con tiempo suficiente a la población para que tomen medidas que les permita evitar males mayores. 

Estadística 

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), se calcula que solo en los últimos 10 años se han producido más de 1.600 terremotos en todo el planeta que ha dejado más de 300.00 víctimas fatales

Tecnologías innovadoras para predecir terremotos

Dichas estadísticas se han convertido en la principal razón para el desarrollo de nuevas e innovadoras tecnologías, que han permitido mejorar los métodos de avisos antes del evento y crear sistemas que permiten reducir el impacto durante y después fenómeno natural

Estas tecnologías abarcan la utilización de materiales potentes que perfeccionan la resistencia de las estructuras arquitectónicas, impidiendo su colapso durante y después del sismo. A continuación te contamos 7 Claves Tecnológicas para predecir y minimizar los daños de los terremotos que se están empleando en la actualidad. 

 

  • Fibra óptica para la detección terremotos

 

El mundo occidental cuenta con una gran cantidad de fibra óptica instaladas, que pueden ser una herramienta de mucha utilidad para la detección temprana de movimientos en la Tierra. 

La cualidades de la fibra óptica permiten recabar y enviar los datos con bastante rapidez y precisión a largas distancias, esta es una innovadora y funcional solución que ayudará mucho a localizar terremotos submarinos y los movimientos de las placas tectónicas a través del uso del cableado óptico que atraviesa los océanos, permitiendo actuar de manera más eficiente y con mayor rapidez tanto en terremotos como tsunamis

 

  • Aisladores y disipadores sísmicos

 

En los últimos 10 años, las construcciones de los edificios y sobre todo de los rascacielos emplean en sus estructuras aisladores de fuerzas y disipadores sísmicos, que absorben la energía y proporcionan una resistencia adicional que evita que los movimientos telúricos deformen o colapse la estructura 

De este modo los aisladores que son instalados en puntos clave de la estructura lo dotan de suficiente flexibilidad, evitando su rotura, mientras que los disipadores se encargan de recibir y acumular la energía de los terremotos

La combinación de estos dos dispositivos brida una gran resistencia a los diferentes tipos de estructuras arquitectónicas tales como, edificios, puentes y túneles evitando su colapso durante el fenómeno natural. 

 

  • Fibra antisísmica

 

Debido a los constantes sismos en Japón, la Komatsu Matere para dar respuesta a esta problemática ha diseñado e instalado un innovador método en su sede que ha permitido reforzar la estructura de todo el edificio. Para lo que han dispuesto miles de varillas de fibra de carbono, lo que ha aportado a la estructura ligereza, calidad, resistencia y un estilo arquitectónico único.

La resistencia que se consigue a través de estas varillas de fibra ha permitido reforzar los muros externos e internos, los tabiques interiores y los muros de carga, admitiendo mantener la estructura original pero con una capacidad de absorción de los movimientos telúricos. 

En algunos países latinoamericanos, tales como México y Chile que también sufren bastante con los terremotos, la Unidad de Diseño en Materiales Compuestos de ACCION, indica que una de las soluciones que han conseguido para optimizar la resistencia de las diferentes edificaciones y evitar el posible colapso tras un evento sísmico ha sido el uso de hormigón armado recubierto con fibra sintética. 

 

  • Ladrillos antisísmicos

 

Para mejorar las estructuras arquitectónicas se están empleando en su construcción ladrillos antisísmicos que permiten optimizar su capacidad de resistencia durante los terremotos.

Lograr mantener las construcciones de pie durante un terremoto es la principal forma reducir el número de fallecidos, razón por la cual científicos de la Universidad Politécnica de Valencia se han esmerado en la creación del “ladrillo antisísmico”.

Dicho ladrillo, es una combinación de diversos materiales que es capaz de absorber movimientos telúricos propios de estos eventos naturales y soporta las cargas que perjudican la estructura. 

 

  • Barniz sismorresistente 

 

La opción de los ladrillos sismorresistente se ha convertido en una extraordinaria alternativa para las nuevas construcciones, pero encontrar alternativas que permitan optimizar la capacidad de resistencia de las construcciones existentes se ha convertido en todo un desafío para el sector de la construcción civil y la arquitectura 

Sin embargo, se ha dado con una innovadora y peculiar solución: el “barniz sismorresistente” desarrollado en Universidad de British Columbia, un compuesto a base de cemento flexible, fibras, cenizas de carbón y otros aditivos industriales, por lo que además es un barniz ecológico: respetuoso con el medio ambiente

 

  • Cinturones para edificios

 

En algunos países se está utilizando también en las edificaciones ya construidas los llamados “cinturones metálicos” los cuales son instalados alrededor de los pisos del edificio o en puntos claves, encargándose de reducir tensiones propias de los movimientos sísmicos evitando así su posible colapso.

Es un método que no requiere materiales extremadamente costosos ni un alto grado de conocimientos técnicos, lo que lo convierte en el método ideal para países en vías de desarrollo. 

 

  • Y después del terremoto: Dispositivo para encontrar personas

 

Las primeras horas después del colapso de las estructuras tras el terremoto, son de vital importancia para evitar el fallecimiento de las personas que se han visto atrapadas por los escombros, desarrollar rápidamente la tarea de rescate permite reducir no solo el número de fallecidos sino también asegura minimizar el número de heridos o que sus heridas empeoren.

Para agilizar y optimizar la tarea de rescate investigadores y expertos en tecnología han desarrollado un innovador dispositivo portátil que cabe en la palma de mano, el cual es capaz de detectar con mucha presión la localización de posibles víctimas vivas dentro de los escombros. 

Es un despóticos tan versátil que puede ser instalado en drones o ser utilizado por los rescatistas, todo dependerá de las necesidades tras el terremoto, este funciona a través de la detección de sustancias químicas que desprende la piel de las personas y de la respiración aunque los signos vitales estén bastante débiles. 

Compartir
Dejar un comentario

Ven y visita Benidorm

MB Noticias – Diario de Benidorm