abril 19, 2024
Pizarras a medida

Pizarras a medida. Porque no todos trabajamos igual

En nuestro día a día pasamos una buena parte del tiempo desarrollando nuestra actividad profesional de cara a la pantalla. Pero hay momentos en que resulta muy útil, y a veces imprescindible, tener una pizarra a mano.

Para realizar todas aquellas anotaciones, casi espontáneas, que nos ayudarán a resolver el esquema de un proyecto o de un proceso; para hacer una explicación improvisada, que sea comprensible y rápida; para hacer inteligible una teoría a través de una gráfica o diagrama, para sentar las bases de desarrollo de aquella ecuación que no nos deja dormir, para diseñar un proceso de planificación o para hacer un garabato que después se convertirá en nuestra obra maestra.

No todos trabajamos igual. No todos tenemos el mismo espacio. No todos tenemos los mismos gustos. No todos necesitamos un espacio en blanco… Para todo ello es importante pensar en las pizarras a medida.

Se pueden hacer pizarras de vidrio a medida. Habitualmente, este tipo de pizarras se producen para empresas cuyos equipos creativos o de planificación necesitan una gran superficie de cristal (paredes enteras, salas completamente cubiertas de pizarra, del suelo al techo y de pared a pared) para trabajar en el desarrollo de sus procesos.

  1. Cómo son las pizarras a medida

Cuando se quieren tener pizarras a medida el deseo principal es tener espacios reticulados, áreas delimitadas, separaciones por temáticas, zonas en blanco combinadas con un calendario, combinaciones de colores… Una de las principales ventajas de los plannings y pizarras que se producen a medida es que pueden variar no solo en dimensiones sino también en diseño, colores, reticulación y contenido.

Estamos hablando principalmente de pizarras tipo velleda. Este tipo de pizarras, que no son de vidrio, sino que se aplican sobre una plancha de pvc, pueden ser completamente lisas para escritura o dibujo o con una retícula determinada por el usuario y con la aplicación de logotipos en una zona o con una imagen de fondo.

A nivel de acabados, la base rígida de pvc puede ser de 3 o 5 milímetros de grosor, a la que se le puede añadir una capa férrica adicional que permitirá aplicarle imanes. Poder trabajar con imanes nos permitirá dedicar un espacio de la pizarra a colocar los tickets de gastos, las anotaciones en papel o los recortes de prensa que nos interesan para nuestro trabajo o para nuestro entretenimiento.

Por todo ello, se puede aspirar a tener un diseño a medida en función del uso y las preferencias, que responda a las necesidades de cada usuario o grupo de usuarios que buscan una reticulación específica para sus plannings. En Wit Lab ofrecen la posibilidad de realizar un planning personalizado, tanto en las diagramaciones, contenidos y colores como en medidas y acabados.

De todas formas, para los que van a lo práctico, en Wit Lab disponen de diferentes modelos estándar, en varias medidas, con diseños de todo tipo, desde el que reproduce a escala gigante una hoja cuadriculada arrancada de una libreta de espiral hasta un bocadillo de cómic para escribir nuestras frases favoritas o el resultado de nuestras meditaciones diarias. También se pueden encontrar diferentes reticulados, como el de la pizarra planning infantil, para que los niños empiecen a dominar la organización de sus actividades diarias, o el de los plannings mudos semanales o mensuales.

Y, cómo no, cuando se trata de pizarras o plannings con medidas estándar, en Wit Lab tienen también las pizarras de vidrio magnéticas Chat Board, que se encuentran a otro nivel, tanto de calidad como de durabilidad.

Compartir
Dejar un comentario

Ven y visita Benidorm

MB Noticias – Diario de Benidorm