Entretenimiento

Keith Flint del Prodigio muere a los 49 años

mayo 3, 2019

Keith Flint del Prodigio muere a los 49 años

El cantante prodigio Keith Flint ha fallecido a la edad de 49 años.

Reconocible instantáneamente por su cabello con puntas fluorescentes y conocido por sus actuaciones de alto octanaje, Flint cantó como vocalista principal en los singles número uno de la banda, Breathe y Firestarter.

Fue encontrado muerto en su casa en Dunmow, Essex, el lunes por la mañana.

La banda, que iba a realizar una gira por Estados Unidos en mayo, confirmó su muerte en una declaración, recordando a Flint como un «verdadero pionero, innovador y legendario».

En un artículo sobre la cuenta oficial de Instagram de The Prodigy, su compañero de banda Liam Howlett añadió: «No puedo creer que esté diciendo esto, pero nuestro hermano Keith se quitó la vida durante el fin de semana.

«Estoy conmocionado…. enojado, confundido y con el corazón roto.»

El martes se supo que Flint participó en una carrera de 5 km en el parque de Chelmsford dos días antes de su muerte.

Los organizadores de la carrera dijeron que marcó un tiempo récord de 21 minutos y 22 segundos y que «ojalá hubiera podido formar parte de nuestra comunidad de atletas durante más tiempo del que tenía».

Los fans y amigos inundaron Twitter con homenajes a medida que se difundían las noticias de la muerte.

Ed Simons, de los Hermanos Químicos, lo recordaba como «un gran hombre» que era «siempre muy divertido estar cerca».

El DJ de BBC Radio 2, Jo Whiley, describió a Flint como «un amor absoluto» y «un hombre de frente icónico». El dúo de baile Chase & Status dijo: «No estaríamos aquí si no fuera por Keith y la música que ellos hicieron y defendieron.»

Y la personalidad de la televisión Gail Porter, que salió con Flint a finales de la década de 1990 -cuando los tres miembros del Prodigio tenían relaciones con chicas de la «cultura ladette»- más tarde tuiteó la única palabra «Heartbroken».

El cantante James Blunt dijo que la estrella del Prodigio le había mostrado amabilidad cuando otros en la industria no lo hicieron.

Blunt tweeteó sobre un programa de premios «hace años» cuando, dijo, algunos artistas se negaron a ser fotografiados con él, añadiendo: «Keith Flint vino, me dio un abrazo y dijo lo emocionado que estaba por mi éxito.»

Escribió: «Keith, sólo te vi una vez, pero derramé una lágrima ante la noticia de tu muerte. En nuestro negocio, no hay premios por ser amable, pero si los hubiera, el Grammy sería tuyo».

Nacido Keith Charles Flint el 17 de septiembre de 1969, el cantante tuvo una infancia infeliz en Braintree, Essex, luchando con sus padres, que se separaron cuando él era joven.

Un niño brillante con dislexia, era problemático en clase y fue expulsado de la escuela a la edad de 15 años.

Encontrando trabajo como techador, se sumergió en la escena de la casa de ácido de finales de los 80 – conociendo a Howlett en una fiesta al aire libre en 1989.

Impresionado por las habilidades como DJ de Howlett, se acercó a él y le pidió un mixtape personalizado. Howlett obligó, anotando la palabra «Prodigy» en la portada en referencia a su sintetizador favorito y poniendo una selección de sus canciones originales en el lado B.

Flint quedó tan impresionado que animó a Howlett a dedicarse profesionalmente a la música, ofreciendo sus servicios como bailarín.

«Me encantaba su música y,’Boom!’ Estaba dentro», dijo a la revista FHM.

«Nunca fui el cerebro detrás de la banda, siempre fue Liam. Pero juntos éramos un paquete completo. Era la salida que estaba buscando».

Completado por Leeroy Thornhill, The Prodigy obtuvo éxitos tempranos con Everybody In The Place, Out Of Space y Charly, que probaron el diálogo de una vieja película de seguridad para niños: «Siempre dile a tu mamá antes de irte a algún lado.»

Su música maduró en su segundo álbum, Music For The Jilted Generation, que presentó al nuevo miembro de la banda MC Maxim y vio a Howlett incorporar breakbeats, bucles de guitarra y muestras de hip-hop en temas como No Good (Start The Dance) y Voodoo People.

El álbum fue nominado para un Premio de Música Mercury – pero la banda realmente se volvió global cuando Flint agarró el micrófono y desató toda la furia de su voz en el abrasivo himno rave-rock Firestarter.

La letra – «I’m the firestarter / Twisted firestarter» – fue la primera que escribió para la banda.

«En realidad no tuvo nada que ver con el inicio de incendios», dijo a la BBC en 1996.

«Fue cuando estás frente a 5.000 personas y puedes salir ahí fuera – y con la ayuda de la música y una actuación visual, puedes provocar un frenesí en toda la gente y eso es casi como iniciar un incendio masivo o un motín».

El video en blanco y negro de Firestarter, que presentaba a un Flint golpeando la cabeza en una estación de metro abandonada, fue incluido en la lista negra de la BBC después de que se mostrara en Top of the Pops y los padres se quejaran de que había asustado a sus hijos (posteriormente se mostró una versión truncada).

A pesar de ello, en 1996, Take That’s That’s How Deep Is Your Love dejó fuera de los primeros puestos de las listas de ventas, vendiendo más de 600.000 copias sólo en el Reino Unido.

Estimulado por su éxito, el tercer álbum de la banda, Fat of The Land, se convirtió en el número uno tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido, vendiendo varios millones de copias en todo el mundo.

Flint dio un paso adelante, dando a The Prodigy un punto focal para sus espectáculos en vivo – incluyendo un notable espacio en los titulares del Festival de Glastonbury en 1997.

La organizadora del festival, Emily Eavis, lo calificó de «gran momento inolvidable», rindiendo homenaje a Flint en Twitter tras su muerte, y reveló que The Prodigy estaba reservado para el evento de este año.

Problema de drogas
Tras el éxito de Fat of the Land, la banda titubeó.

Howlett repudió el sencillo Baby’s Got A Temper, que incluía una polémica letra sobre la droga de la «violación en citas» Rohypnol, mientras que Flint grabó un álbum en solitario, Device #1, en 2003, que había sido olvidado en gran medida.

Aunque siguió formando parte de la banda, Flint no apareció en su álbum de 2004, Always Outnumbered, Never Outgunned, en el que Liam y Noel Gallagher y la actriz Juliette Lewis, entre otros, se encargaron de las tareas vocales.

Durante este período, Flint dijo que había tenido depresión y que había formado una preocupante dependencia de los medicamentos recetados.

«Alineaba filas de píldoras y las tomaba y las tomaba y perdía la cuenta de cuántas hasta que me desmayaba», dijo a The Times en 2009.

Decidió desintoxicarse después de conocer al DJ japonés Mayumi Kai, renunciando a las drogas, los cigarrillos y el alcohol en la época de su matrimonio, en 2006.

Tres años después, The Prodigy se reagrupó y volvió a su sonido clásico, en el álbum Invaders Must Die.

El primer sencillo, Omen, fue un gran éxito, y la banda regresó a los escenarios de los festivales y estadios de todo el mundo.

Su álbum más reciente, No Tourists, fue al número uno el pasado mes de noviembre.

Flint también era un motociclista entusiasta y tenía su propio equipo – Team Traction Control – que ha ganado cuatro carreras TT en Isla de Man.

Acababa de terminar una gira con The Prodigy en Australia y estaba previsto que se uniera a ellos en los Estados Unidos en mayo.

En una declaración, la policía de Essex dijo: «Nos llamaron a una dirección en Brook Hill, North End, justo después de las 08:10 del lunes 4 de marzo, para expresar nuestra preocupación por el bienestar de un hombre.

«Asistimos y, tristemente, un hombre de 49 años fue declarado muerto en la escena. Sus familiares han sido informados.

«La muerte no es sospechosa y se preparará un expediente para el forense».


Escrito por:



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *