descuento de pagarés

El descuento de pagarés es un proceso sencillo para obtener liquidez rápidamente

Ninguna empresa está exenta de presentar problemas en determinado momento para contar con la liquidez suficiente, por lo que recurrir a diferentes vías para inyectar los recursos económicos necesarios es algo habitual. Una de las opciones que más se utiliza, son los descuentos de pagarés, por ser uno de los métodos de financiación alternativos a la banca tradicional más rápidos y sencillos.

La fluidez financiera es lo que demuestra la fortaleza y la capacidad de movimiento de cualquier empresa. Las dificultades de un negocio empiezan cuando escasea el efectivo y no resulta fácil encontrar financiación, situación que en algunos casos conlleva al cierre de muchas empresas.

Afortunadamente, en la actualidad, las empresas tienen a disposición diferentes vías para obtener financiación, alternativas a la banca que resultan mucho más rápidas para salir de una urgencia económica.

Una de las opciones que más se está utilizando es el descuento de pagarés, ya que permite a las empresas contar con liquidez de una manera más rápida. Un pagaré es un documento o título de crédito, a través del cual, una persona se compromete a pagar un bien que haya adquirido o un servicio que le hayan prestado.

El método del descuento de pagaré no es nuevo, data de la Edad Media, y lo utilizaban los comerciantes para resguardar el dinero o los metales preciosos que obtenían de las transacciones que realizaban. Esto lo implementaban principalmente cuando tenían que realizar largos viajes y tenían temor de que les robaran.

Hoy en día existen entidades financieras no bancarias reconocidas que cuentan con esta modalidad crediticia. Además, en cada portal web de estas entidades se ofrece más información sobre este tipo de financiación que es muy solicitada por todas las ventajas y los beneficios que ofrece.

Procedimiento para solicitar un descuento de pagaré

El descuento de pagarés es una acción financiera que le permite al propietario del pagaré cobrar de manera anticipada los servicios que presta a sus clientes, es decir,  antes de vencerse la fecha que se haya estipulado para su pago, esto por supuesto, a través de entidades financieras. De esta forma, los empresarios pueden lograr conseguir liquidez para su negocio al instante y de una forma rápida y sencilla.

En el caso del pagaré con recurso, el riesgo de impago lo deberá asumir el beneficiario, es decir, que en el caso de que el emisor del pagaré no llegue a pagar su  importe tras la fecha de vencimiento del mismo, el beneficiario deberá pagarlo a la entidad financiera o al banco, por ello, este último se librará del riesgo de perder el dinero. Debido a esta condición, esta opción implica menos costes, y por lo general, se hace cuando los emisores son de confianza y siempre que hayan respetado los plazos de pago.

Por el contrario, el descuento de pagarés sin recurso es el más costoso, sin embargo, es la modalidad más utilizada, ya que el beneficiario descuenta el pagaré con la entidad financiera pero no asume el riesgo del impago, sino que lo hace la entidad. Este tipo se suele utilizar para descuentos de dudoso cobro o de nuevos emisores.

Es muy importante destacar que pese a que, en los descuentos de pagarés se aplique un tipo de interés, siempre serán más reducidos que cualquier préstamo, además se pueden hacer vía online, cuyo procedimiento es muy sencillo y rápido.

Ventajas del descuento de pagarés

El descuento de pagarés tiene varias ventajas, entre ellas están la seguridad, la rapidez con la que se logra tener liquidez y el bajo coste que ofrecen, incluso muy por debajo de cualquier crédito bancario.

Otra de las ventajas es su flexibilidad, y esto se debe a que las entidades financieras que ofrecen este servicio no exigen al propietario del pagaré contratar otro paquete financiero o línea de crédito para beneficiarlo con el servicio, por lo tanto, el beneficiario puede descontar los pagarés que determine necesarios.Asimismo, este modelo de financiación, pese a que es vía online, le da la oportunidad al propietario del pagaré de acceder al servicio sin necesidad de presentar avales ni garantías personales, facilitando de esta manera, el proceso de aprobación del mismo, que por lo general es de menos de 24 horas. 

Añadir comentario