Síntomas que pueden indicar gusanos

Los síntomas de los parásitos intestinales surgen de la ingestión de huevos y quistes de estos microorganismos que están presentes en la tierra, carne cruda o superficies sucias, y que se desarrollan en el intestino, causando síntomas tales como hinchazón del vientre, dolor abdominal o picor en el ano, por ejemplo.

La presencia de gusanos es más común en los niños, ya que suelen tener más contacto con el suelo y la suciedad y a menudo se llevan las manos a la boca, y el sistema inmunológico aún está en desarrollo.

Síntomas de gusanos en el bebé

Los síntomas de los gusanos en el bebé y en los niños pueden ser:

  • Vómitos, diarrea o cólicos;
  • Falta de voluntad para jugar;
  • Vientre hinchado, que no desaparece después del masaje abdominal;
  • Picazón en el ano, especialmente en la noche, lo que dificulta el sueño;
  • Presencia de lombrices en el pañal, ano o heces del bebé;
  • Piel amarilla;
  • Retraso en el crecimiento.

Los síntomas de las lombrices en la infancia aparecen, principalmente, en bebés mayores de 6 meses de edad, debido a que tienen mayor contacto con el suelo y la suciedad, además de que el sistema inmunológico está menos desarrollado. En estos casos es importante consultar al pediatra para iniciar el tratamiento adecuado.

Enfermedad, Medicina, Salud, Medicamento, Dolor

Tratamiento de las lombrices

El mejor tratamiento para las lombrices se realiza con medicamentos, pero también es importante lavarse bien las manos durante y después del tratamiento para evitar la transmisión de los huevos de los gusanos a otras personas, especialmente después de defecar o antes de cocinar, por ejemplo.

También es importante que se tomen medidas de higiene y prevención para prevenir la transmisión a otras personas. Por lo tanto, es importante lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de preparar los alimentos, evitar el consumo de agua y alimentos potencialmente contaminados, mantener las uñas cortadas y cocinar bien la carne, por ejemplo.

¿Cuáles son los remedios más comúnmente utilizados?

Los medicamentos más utilizados en el tratamiento de los parásitos intestinales son el Albendazol y el Mebendazol, pero es necesario consultar al médico generalista antes de utilizar cualquiera de los dos medicamentos, ya que existen varios tipos de parásitos, y se puede recomendar el uso de otros antiparasitarios, como el Secnidazol, el Tinidazol y el Metronidazol, por ejemplo.

Estos medicamentos se pueden comprar en la farmacia en forma de pastilla o jarabe de una sola dosis para adultos y niños mayores de 2 años, pero su uso varía según el tipo de lombriz que sea necesario consultar con el médico antes de tomarlos.

Añadir comentario