clínica de injerto capilar

Una clínica de injerto capilar que ofrece solución al problema de la calvicie

La caída progresiva del pelo y su completa pérdida, resultaN un tema de gran preocupación para las personas que han superado cierta edad. Tiene repercusiones, no solo en lo estético sino también en la autoestima, debido a que la imagen personal cambia notoriamente.

Sin embargo, las continuas investigaciones que se han realizado desde hace algún tiempo, han desarrollado diversas fórmulas para que las personas con calvicie vuelvan a recuperar su cabellera con una serie de tratamientos, como lo es el injerto o el implante capilar.

La alopecia ya no es algo irreversible

Esta técnica, que ya tiene bastante aceptación entre la población que padece de alopecia, término médico para la calvicie, permite que puedan mejorar su apariencia. Es así como el implante capilar representa una opción exitosa y una buena noticia para quienes han perdido su cabello.

Pero en el momento de decidirse por una intervención capilar, la persona debe ponerse en manos de profesionales, ya que de esto dependerá en gran medida que el proceso se lleve a cabo de forma correcta. Y para lograr que este objetivo se cumpla por completo, lo indicado será acudir a Clinica Injerto Capilar.

Es en este centro, que ha ganado notable prestigio en España, donde este tipo de técnica es realizada por especialistas que integran el plantel de médicos con resultados ampliamente satisfactorios. Esta terapia ha traído una gran esperanza tanto a hombres como a mujeres que hasta ahora no veían solución. 

Una terapia que requiere de ciertas condiciones

Los resultados positivos alcanzados por las intervenciones de injerto capilar realizadas en la clínica, registran un auge significativo entre la población española que presenta problemas de calvicie. En esta alentadora situación ha influido que muchos famosos hayan solucionado este detalle de su apariencia.

No obstante, los especialistas que forman parte de la Clínica Injerto Capilar no dudan en dar ciertas recomendaciones a quien esté interesado antes de someterse a la intervención, como las que se describen a continuación:

  • El paciente tiene que tener folículos de calidad que le permitan recibir el injerto.
  • Un estado de salud aceptable sin problemas relacionados con la coagulación y cicatrización.
  • Ser diagnosticado sobre las posibilidades que tiene para la intervención, según su edad y rasgos, con el propósito de diseñar la parte afectada por la calvicie.
  • Tener la garantía de que el especialista vigilará atentamente el proceso de extracción y la implantación de las unidades foliculares.
  • Confiar en que el proceso será observado desde la etapa de extracción y la creación de una nueva situación del área donde se haya realizado el implante.
  • Aceptar que la implantación será sin dolor, para que no influya en el crecimiento del pelo.
  • Estar atento al desarrollo y respetar estrictamente las indicaciones para la etapa postoperatoria.
  • Evitar infecciones y cualquier traumatismo en la zona tratada.

En qué consiste la técnica del injerto capilar

Esta intervención quirúrgica se lleva a cabo de manera ambulatoria y no es dolorosa. El paciente recibe anestesia local y la aplicación puede durar entre cuatro y cinco horas. Lo recomendable es reposar durante la recuperación, que por lo general, se extiende durante tres días. El especialista receta, para ese período, los antiinflamatorios y antibióticos pertinentes.

El crecimiento del pelo empieza a observarse a partir de los tres meses. Un poco de paciencia ayudará, para que en meses posteriores, se obtengan resultados alentadores. 

Existen diferentes técnicas cuando se trata de este procedimiento, entre ellas: 

Técnica FUE

Se redistribuyen los folículos pilosos mediante el microinjerto. De esta manera, se introducen pequeños injertos en las unidades foliculares, uno a uno. Es una de las técnicas más conocidas y sus siglas significan Extracción Individual de Folículos, FUE, por sus siglas en inglés Follicular Unit Extraction.

Técnica FUSS

Se le considera una técnica avanzada en la intervención quirúrgica. Por medio de ella, se extraen de forma individual los folículos localizados en una zona donante, sin que queden secuelas de puntos ni cicatrices. FUSS, por sus siglas en inglés Follicular Unit Strip Surgery, representa toda una innovación.

Algunas reacciones

Una vez que el paciente ha sido sometido a la terapia de implante capilar, debe cumplir con ciertas recomendaciones de manera estricta:

  • Evitar cualquier actividad deportiva. 
  • No levantar pesos ni hacer grandes esfuerzos.
  • No exponerse al sol. 
  • No bañarse en el mar ni en piscinas.

Los especialistas de Clínica Injerto Capilar señalan que no es de extrañar que aparezca alguna inflamación en la zona tratada, puede que se sienta dolor y enrojecimiento de la piel. Sin embargo, todos estos síntomas se irán mitigando paulatinamente con el paso de las semanas.

Las mujeres también pueden experimentar la caída del cabello

En efecto, las mujeres no están exentas de padecer una progresiva caída del pelo que puede desencadenar la calvicie. En estos casos, los médicos suelen proceder a evaluar detenidamente el caso y buscar cuáles son las causas que originan el problema.

Un evaluación médica es la clave. Este problema podría deberse a desequilibrios en las hormonas o a patologías relacionadas con agentes externos negativos, como la contaminación o el estrés. Asimismo, puede que se deba a la ausencia de una adecuada higiene, al hábito del cigarrillo o el uso indiscriminado de lociones y tintes.

A partir de un estudio exhaustivo de las posibles causas que determinen el origen del problema en las mujeres, puede ser prudente aplicar el tratamiento de injerto capilar o no, debido a que podrían producirse reacciones no favorables, y por lo tanto, los resultados no serían los esperados.

Los posibles riesgos

Sin duda que los riesgos están directamente ligados con la calidad de la práctica médica, pues en ocasiones, los pacientes suelen acudir a sitios no reconocidos profesionalmente, por lo que los estándares de calidad no serán óptimos.

Para evitar que estos casos se propaguen en la población afectada por los problemas de calvicie, lo mejor es acudir a centros de salud ampliamente reconocidos y que ofrezcan una atención profesional de calidad, como Clínica Injerto Capilar. Ofrecen asesoría y un trato personalizado para cada paciente, aparte de que cuentan con años de experiencia en el sector, aplicando técnicas avanzadas y a precio competitivos. 

Añadir comentario