junio 13, 2024
formación programada o bonificada

¿Qué es la formación programada o bonificada? Ventajas para las empresas

Desde hace años, se ha usado la formación programada o bonificada para mantener al personal de las empresas siempre capacitado. La misión de estos programas consiste en dictar cursos, talleres y actividades educativas a quienes trabajan en una compañía. De esa manera se logra dotarlos de nuevos conocimientos, lograr que sean más productivos, actualizarlos en el uso de nuevas tecnologías y conseguir que se sientan motivados. Muchas veces estos cursos se dan a los empleados que han tenido mayores desempeños, como un sistema de premios o bonificaciones.

Contar con servicios de formación para empresas resulta, de esta manera, una excelente opción para tener una mano de obra del mejor nivel. Además, el diseño de estos cursos se lleva a cabo, dependiendo de lo que requiere cada corporación o empresa. No son cursos abstractos; sino que se adaptan a las metas, propósitos y necesidades de cada empresa. Por ende, se convierten en una herramienta muy especial para potenciar los recursos humanos.

Tipos de cursos de formación programada o bonificada

Hay gran variedad de opciones, algunas de talante técnico y otras de tipo gerencial. Igualmente, no se trata únicamente de dar conocimientos a los empleados. También, es necesario lograr que activen o mejoren ciertas habilidades. Por eso, entre la gama de cursos que se pueden ofertar tenemos los siguientes:

  • Cursos de ventas, donde se demuestra no lo que se vende sino cómo se vende. Necesarios en modelos de negocios donde se necesita captar y convertir clientes.
  • Talleres de liderazgo, necesarios para quienes deben gerenciar y dirigir equipos de trabajo.
  • Talleres de oratoria, de gran utilidad para hablar ante grupos y en reuniones.
  • Cursos de gestión de conflictos, que están siempre presentes en toda comunidad. Es ingenuo creer que una empresa nunca tendrá conflictos, siendo necesario estar preparado para resolverlos. 
  • Cursos de aplicaciones recientes: medios de videoconferencias, ofimática, sistemas operativos, software libre o aplicaciones específicas de cada empresa.
  • Cursos de marketing digital: herramientas SEO, community manager, manejo de redes sociales para la empresa, etc.
  • Cursos sobre la fiscalización e impuestos, que son cuestiones tributarias que todas las empresas deben cumplir.
  • Gestión de cobros y morosidad, ya que este problema suele ocurrir y complica el manejo de los clientes.
  • Manejo de tecnologías avanzadas, logrando que el personal tenga siempre las mejores capacidades con la tecnología en boga.

Como vemos, la gama de cursos en formación programada o planificada es amplia. Como aludimos al inicio de este texto, cada empresa tiene requerimientos diferentes en cuanto a la capacitación de su plantilla de empleados. Por esta causa, estos cursos tienden a ser específicos. Igualmente, se entregan certificados que avalan la calidad de la capacitación dada a la persona.

Ventajas de la formación planificada o bonificada

Las empresas han descubierto que invertir en el capital humano es de gran utilidad. De hecho, una empresa es más exitosa por el talento de su personal que por sus instalaciones o equipos. En tal sentido, estos cursos son una herramienta para mejorar el talento humano que se posee. Además, cuentan con las siguientes ventajas: 

  • Permiten fidelizar al talento humano. Las personas desarrollan un sentido de pertenencia con la empresa que les ha dado la oportunidad de formarse o especializarse en una actividad, oficio o proceso. Además, esa formación suele ser específica para los requerimientos de la compañía. 
  • Los empleados que tienen experiencia suman los conocimientos obtenidos en los cursos. Es más complicado tener experiencia, lo cual lleva tiempo. Por eso, a este personal experimentado es mejor entrenarlo y  capacitarlo. 
  • Los cursos se ajustan a los horarios del personal. De esa manera, no interrumpen las labores productivas de la empresa.
  • El personal entiende que no solo recibe un pago por sus servicios. También, se percata de que la empresa se esmera en capacitarlos. Es decir, se forja un nexo entre empleado y empresa, más allá de lo contractual. 

Como vemos, estos cursos son una manera de potenciar la capacidad de una compañía. Asimismo, se confeccionan coordenadas necesidades de cada empresa. Finalmente, se convierte en una fantástica estrategia para la empresas se convierte en una comunidad de empleados capacitados. Cuando esto se logra, el potencial es enorme y la probabilidad de éxito es mayor. 

Compartir
Dejar un comentario

Ven y visita Benidorm

MB Noticias – Diario de Benidorm