Clarividentes reales vocación y dones

Clarividentes reales: vocación y dones sobrenaturales innatos

Conocer los hechos futuros puede parecer algo improbable, puesto que las leyes de la física indican que es, hasta el momento, imposible. Sin embargo, en el universo existen fuerzas desconocidas que revelan, que detrás de la realidad, sí hay algo más. Todo un mundo espiritual, capaz de conectarse con los seres humanos a través de algunos privilegiados, conocidos como clarividentes.

Estos seres dotados con poderes paranormales son capaces de actuar como mediadores entre ese mundo espiritual y el mundo material, sin necesitar ninguna herramienta. Pero encontrar a los verdaderos puede ser difícil, debido al gran número de charlatanes y timadores que hay en el sector.

Clarividentes que no necesitan de las cartas del tarot

Existen clarividentes que tienen su poder tan desarrollado que para hacer una lectura no necesitan herramientas externas que les ayuden a entender o a complementar sus visiones. Este tipo de clarividentes son muy difíciles de encontrar, sin embargo en el sitio web clarividentesincartas.com es posible hallar a una de esas particulares personas dotadas desde su nacimiento con poderes sobrenaturales.

La clarividencia que no necesita de la ayuda del tarot es innata y debe contar con la vocación de servicio al prójimo, para así poder funcionar de forma positiva dentro de la armonía universal. Este poder se revela desde la infancia y suele venir acompañado de un nivel de percepción muy elevado que les hace seres muy sensibles al sufrimiento ajeno.

Sin embargo, la alianza entre las cartas del tarot y una clarividente permitirá una lectura más completa y puntual que se alimentará de toda la simbología esotérica que acompaña al tarot.

Cómo encontrar a una verdadera clarividente

Reconocer a una clarividente fiable no es una tarea fácil. Lo primero que se debe hacer es analizar con mucho cuidado sus intenciones, si se muestra ansiosa por el pago o busca complacer por completo los deseos de quien acude a ella, podría ser poco recomendable. Por el contrario, si revela un deseo sincero de ayudar a quien solicita sus habilidades y si su experiencia ofrece una guía asertiva basada en su sensibilidad espiritual, entonces, esa será la persona ideal.

Otras señales que se pueden tener en cuenta para encontrar esa clarividente especial pueden ser:

  • Manifiesta verdadera empatía con la problemática del consultante. Hasta tal punto de entender con claridad la necesidad que impulsa a la persona a saber sobre su futuro.
  • Las preguntas que realiza buscan verificar si las visiones o frases que escucha son las indicadas, con el fin de evitar intromisiones de otras fuerzas.
  • Logrará descubrir cuando se le proporcione información falsa o dudosa.
  • La información que transmita deberá tener correspondencia con la personalidad de quien se busca contactar, si ese es el caso.
  • No dirá lo que el consultante quiere oír, dirá lo que deba oír, a pesar de que pueda ser poco satisfactorio.
  • Transmite positividad y genera un ambiente de confianza.

Es importante mencionar que la clarividencia debe estar acompañada de sabiduría, puesto que de nada vale tener el poder de ver el futuro si no se usa para ayudar a otros.

Tipos de clarividentes

El poder de la clarividencia actúa de diversas formas, algunas veces, sólo con tocar a la persona o escucharla, el vidente puede conectarse de forma inmediata con las fuerzas sobrenaturales que rodean la consulta. También, existen otras manifestaciones de la clarividencia, como las siguientes:

  • Videncia precognitiva: es la más conocida, se centra en mostrar los hechos futuros o que están próximos a suceder.
  • Videncia psicométrica: se producen visiones a partir de la interacción del vidente con algún objeto que tenga alguna relación con los hechos que rodean la situación.
  • Videncia criptoscópica: es una habilidad muy rara de encontrar, se refiere a la capacidad de desplazarse con la mente a otras dimensiones o a lugares lejanos, en tiempo real.
  • Videncia sensorial: produce la visión partiendo del uso de alguno de los sentidos, un sonido, un olor o una imagen.
  • Videncia involuntaria: es la que se produce sin control alguno por parte del vidente, aparece de manera inesperada.

Si se necesita de la ayuda de uno de estos seres especiales, lo ideal es encontrar uno que genere confianza, que cuente con experiencia en el control de sus poderes, y que realmente, ayude en la búsqueda de las respuestas que tanto se necesitan en esos momentos difíciles. 

Añadir comentario