Rusia encarcela al noruego Frode Berg por espiar a submarinos

Un tribunal de Moscú ha condenado a un noruego de 63 años, Frode Berg, a 14 años en un campo de trabajo de régimen estricto por espiar a submarinos de la marina rusa.

Berg, detenido en Moscú en 2017, negó la acusación.

Anteriormente trabajó como guardia en la frontera entre Noruega y Rusia.

Berg admitió haber actuado como mensajero de la inteligencia noruega, pero dijo que tenía poco conocimiento de la misión. Un ex-policía ruso acusado de pasarle los archivos de la marina ha sido encarcelado.

El abogado de Berg, Ilya Novikov, dijo que su cliente no apelará contra el veredicto, sino que solicitará el indulto del presidente Vladimir Putin.

Noruega -miembro de la OTAN- comparte una frontera ártica con Rusia y durante décadas sus relaciones fueron amistosas, incluso durante la Guerra Fría. Pero los lazos han empeorado desde 2014, cuando Rusia anexó la península ucraniana de Crimea.

El Sr. Novikov, citado por la agencia de noticias AFP, dijo que Berg «espera que su gobierno emprenda esfuerzos diplomáticos» y que «no vemos ninguna utilidad práctica en apelar».

«Ha sido utilizado sin su conocimiento», dijo el Sr. Novikov. «No podemos hablar de reunir información secreta.»

Advirtió que, a la edad de 63 años, Berg se enfrentaba a «básicamente una cadena perpetua».

Añadir comentario